8 d’agost de 2007

LA INFANCIA Y LOS OLVIDADOS DE LA GUERRA CIVIL


D.A 23-01-06


Arranca el encuentro del CERIB sobre II República, Guerra Civil y posguerraLa mirada de Enrique Satué, punto de partida para unas jornadas que 'pretenden unir'La mirada del historiador y escritor Enrique Satué a los niños y los olvidados de la Guerra Civil fue el punto de arranque de las jornadas que con Graus como escenario ha organizado el Centro de Estudios Ribagorzanos. El encuentro se celebra bajo el título “70 años/Ribagorza en la historia” y recorrerán hasta el próximo diciembre distintas localidades de la comarca. Unas jornadas que, según sus organizadores, pretenden “unir y no desunir”.GRAUS.- El historiador y escritor Enrique Satué con su mirada a los niños y los olvidados de la Guerra Civil fue el encargado de inaugurar el pasado sábado en Graus las jornadas sobre la II República, la Guerra Civil y la posguerra que, bajo el título “70 años/ Ribagorza en la historia”, ha organizado el Centro de Estudios Ribagorzanos (CERib). El técnico de Cultura de la Diputación Provincial de Huesca, José Miguel Pesqué, aludió al carácter diverso de Ribagorza y a la vocación de estas jornadas, que “pretenden unir y no desunir”, de plasmar sus contenidos en una publicación. Por su parte, el director del Insitituto de Estudios Altoaragoneses, Fernando Alvira, presentó al ponente y elogió su faceta más humana.Las jornadas “70 años/Ribagorza en la historia” recorrerán hasta el próximo mes de diciembre distintas localidades ribagorzanas. Pesqué enumeró el programa que arrancó en Graus el pasado sábado y llegará hasta Erill la Vall, Peralta de la Sal, Castejón de Sos, Alcampell, El Pont de Suert, Lluçars, Laspaúles, Bonansa, Fonz, Benabarre, Benasque y Vilaller, donde serán clausuradas en diciembre. Alvira se detuvo en la faceta más comprometida de Enrique Satué en contra de los embalses, en apoyo del pueblo saharaui o de la infancia a través de UNICEF, entre otras muestras de su implicación en los problemas sociales. El presidente del Instituto de Estudios Altoaragoneses elogió su faceta como docente, escritor y etnólogo, su colaboración con publicaciones e instituciones como el propio Instituto de Estudios altoaragonese y sus “al menos doce libros publicados”, entre los que destacó algunos como Pirineo de Boj o los Niños de la Guerra, “el más relacionado con la conferencia de hoy -apuntó- porque los protagonistas no son los combatientes sino los sufridores de siempre, los niños”.Elena FORTUÑO