9 de desembre de 2008

Conclusiones de la reunión en El Pont de Montanyana/Puente de Montañana contra los nuevos planes de REESA en relación con la línea de Alta Tensión ent

De: http://pirinegros.blogspot.com/2008/12/conclusiones-de-la-reunin-en-puente-de.html
Como anunciábamos en una entrada anterior, esta mañana se ha realizado una reunión informativa en Puente de Montañana acerca de los nuevos planes de REESA que afectan de lleno a 76 municipios aragoneses y catalanes, la mayor parte de ellos de las comarcas históricas de La Ribagorza y El Pallars.
La reunión, que ha contado con un nutrido grupo de participantes, entre los que se encontraban un buen número de representantes de los ayuntamientos afectados (tanto de Aragón como de Catalunya), representantes de partidos políticos como CHA o ERC, miembros de asociaciones como IPCENA, ALARMAT, la Asociación de Vecinos y Residentes en Torres del Obispo o la Coordinadora contra líneas de alta tensión e instalaciones de transformación, y, por supuesto, numerosos afectados por la línea de alta tensión que han acudido a título personal, ha servido perfectamente tanto a los efectos de clarificar la situación actual en relación con los nuevos planes de REESA (expresados en el "Documento inicial" del que os hablamos en anteriores entradas) como para reactivar el movimiento unitario de oposición a la línea de Alta Tensión.
En efecto, como ya suponíamos, el nuevo planteamiento de REESA, aunque oculte sus intenciones, dividiendo el proyecto en varios proyectos más pequeños, supone realmente la recuperación de su plan de conectar Monzón con Isona (aprovechando las pilonas no derribadas de su anterior proyecto, contra el que ya se opuso la Plataforma unitaria contra la autopista eléctrica en su documento de Montañana de 1998). Lo dicho, se puede comprobar estudiando con detenimiento el mapa contenido en el proyecto de REESA denominado "Monzón2-Isona", en el que se puede ver cómo, aprovechando la línea de pilonas que va desde Monzón hacia Capella, se proponen hasta cuatro alternativas posibles (con múltiples opciones e interconexiones) que podrían llevar la línea bien, en dos casos, a través de la Sierra de la Carrodilla, o bien, en otro, justo por encima de Pueyo y Torres del Obispo o, por último, como otra opción, a través de Capella y Lascuarre; en todos los casos alcanzando la conexión con Catalunya a través de la zona de Puente de Montaña para acabar, como queda dicho, en la nueva subestación de Isona (para facilitar la comprensión del mapa al que nos referimos, colgaremos en la próxima entrada, de manera que se pueda ver con la suficiente claridad, un gráfico con el esquema de alternativas en el que hemos situado la mayoría de localidades afectadas).
Esta nueva estrategia de REESA, que parece haber planificado sus acciones de manera muy astuta, ha indignado a muchos de los presentes, tanto por lo que supone de reactivación de una línea que, según algunas sentencias judiciales, era teóricamente inexistente, como por dividir el proyecto global en cuatro pequeños proyectos, lo que, según han informado algunos de los presentes, contraviene la normativa europea al respecto. Se diría además que REESA trata de dividir con ello a los posibles afectados, intentando enfrentarnos o evitar una oposición unitaria pues mezcla en un único documento proyectos que responden a reivindicaciones históricas de Monzón o el Sobrarbe con el renovado intento de establecer la conexión entre Aragón y El Pallars aprovechando la línea de pilonas ya existentes en La Ribagorza. Ante esto, por supuesto, los presentes han expresado su deseo de establecer una oposición frontal y unitaria, que evite vías a través de las cuales se nos pueda dividir, y que parta de la constatación (más que evidente) de la falta de necesidad de esta interconexión (algunos de los presentes han apuntado, al respecto, que la optimización de las actuales líneas eléctricas sería suficiente para dar satisfacción a las necesidades expresadas por REESA en su "Documento inicial", es más, el argumento de una mejor interconexión de la red y de un mejor aprovechamiento de la electricidad de origen eólico parecen simplemente consignas al uso para lavar la cara a un proyecto que, desde este punto de vista no sólo sería innecesario, sino inconveniente, toda vez que está demostrado que las interconexiones pueden generar mayores problemas que los que se dice pretenden evitar).
En cuanto a la posible respuesta de los afectados, se ha constatado también que, actualmente, aún estamos en la fase de consultas, en la cual no cabe todavía la presentación de alegaciones, sino sólo de opiniones. En relación con esto, se ha comprobado, no obstante, que el Ministerio, quizá con el fin de hurtar la información a la sociedad civil de los municipios afectados, no ha enviado el documento de REESA a algunas de las asociaciones que en su día se opusieron a la línea de alta tensión. Por ello, se considera oportuno que todas aquellas asociaciones que así lo deseen (así como las personas que puedan justificar estar afectadas a título particular) soliciten al Ministerio la información de manera que, en su día, puedan personarse como afectados y presentar alegaciones. En relación con ello, un compañero de IPCENA se ha ofrecido a proporcionar un documento tipo (con los argumentos legales precisos) para poder solicitar al Ministerio esta información y, por nuestra parte, nos comprometemos a darle difusión en este blog en cuanto lo recibamos.
No obstante, y dado que sólo quedan 10 días para que finalice esta fase de consultas, se ha solicitado un mayor esfuerzo por hacer llegar a los ciudadanos afectados la noticia de los nuevos planes de REESA pues, si bien se observa que la oposición de los ayuntamientos es casi unánime (o eso parece), se echa en falta una mayor sensibilización por parte de la sociedad civil, que no ha recibido aún la suficiente información (seguramente debido a la estrategia del Ministerio a la que nos hemos referido). Al respecto, se ha pedido también a los ayuntamientos que hagan reuniones informativas (una reunión de coordinación de los ayuntamientos aragoneses sería especialmente necesaria).
La reunión, por supuesto, ha servido también para adelantar algunas propuestas de acciones legales tendentes a frenar o dificultar los planes de REESA, habiéndose ofrecido algunos de los participantes a difundir los recursos que están tramitando (a modo de recurso tipo) para facilitar la labor de los ayuntamientos y afectados (que, según se ha informado, cuentan también con el apoyo y asesoramiento de la Diputación de Huesca). Igualmente, en próximas entradas, difundiremos desde este blog toda la información que obtengamos para facilitar este proceso.
Por último, a modo de conclusión, los participantes han decidido volver a convocar una nueva reunión, esta vez en el Museo de Tremp, el próximo sábado 13 de diciembre a las 4 de la tarde, con la intención manifiesta de reactivar la Plataforma Unitaria contra la Autopista Eléctrica, sobre la base del manifiesto elaborado en 1998, que, desgraciadamente, vuelve a sernos útil con escasísimas modificaciones (las que resulten precisas se establecerán en esta reunión). Tras ella, en la que igualmente se establecerán los planes de trabajo necesarios para hacer eficaz nuestro movimiento de oposición, se realizará un acto de difusión pública (a las 7 de la tarde) con el que se desea iniciar la campaña de sensibilización de la sociedad a la que antes nos referíamos.