11 de desembre de 2008

El aeródromo de Tremp, en peligro por la autopista eléctrica del Pallars


Tremp - Gerard del Castillo 2008-12-11

La instalación de la línea de muy alta tensión entre Monsó e Isona que Red Eléctrica Española (REE) tiene la intención de construir, podría impedir la apertura de un aeródromo en Tremp, tal y como está previsto en el Pla d’Aeroports, Aeròdroms i Heliports de la Generalitat. Si REE consigue llevar a buen puerto la denominada autopista eléctrica del Pallars, la subestación eléctrica de Isona impediría la construcción del aeródromo, ya que se encontraría muy cerca de las zonas barajadas para la instalación del aeródromo.

Un documento de la Generalitat de Catalunya, concretamente el plan director del aeródromo auxiliar de Tremp, baraja cuatro emplazamientos para instalar este equipamiento que funcionaría como una instalación auxiliar de los futuros aeropuertos de Lleida y la Seu d’Urgell, además de albergar actividades deportivas aéreas.A parte de descartar esta actuación, la primera de las alternativas que indica el documento, del que el Departament de Medi Ambient i Habitatge ha hecho ya el informe de sostenibilidad ambiental, sitúa el futuro aeródromo en una zona a 6 kilómetros al noroeste de Tremp con facilidad de acceso terrestre a la Academia de Suboficiales de Talarn. Según el informe, esta ubicación no sería la más recomendable porque las condiciones orográficas dificultarían el aterrizaje y despegue de los aviones, no se podría realizar una pista de más de 750 metros y la academia se vería afectada por el tráfico aéreo.La segunda alternativa situaría la instalación a unos 3,5 kilómetros al oeste del núcleo de Tremp. Una ubicación que Medi Ambient califica como “inviable” por el gran número de dificultades técnicas y ambientales que presenta.La alternativa que sitúa el aeródromo a 4,5 kilómetros al sudeste de Tremp es adecuada desde el punto de vista orográfico, pero la Conselleria advierte de que presenta algunas dificultades como la necesidad de realizar grandes movimientos de tierra, el hecho de que el crecimiento del aeródromo estaría comprometido, que tendría un acceso terrestre complicado y que tendría que crearse una nueva infaestructura de acceso.La última opción, que situaría el aeródromo a 4 kilómetros al sur de Tremp, entre Palau de Noguera y Vilamitjana y entre el Noguera Pallaresa y el Canal de Gavet, está considerada por el plan auxiliar como la más viable desde el punto de vista funcional, económico y de seguridad. Medi Ambient advierte de que afectaría a una zona de alto valor de cultivo y que estaría muy próximo al Noguera Pallaresa y la Red Natura 2000.