30 de març de 2009

"En el siglo XVI, en Albelda también se hablaba catalán"

Javier Giralt Latorre. miguel garcía

El filólogo Javier Giralt habló de las lenguas en el Aragón oriental
A raíz de una investigación sobre los archivos de Albelda en siglos pasados, Javier Giralt Latorre, profesor titular de Filología Catalana en la Universidad de Zaragoza, llegó a la conclusión de que lo que se habló en esa zona en el siglo XVI era "un catalán típico de esa época". Giralt, nacido en San Esteban de Litera en 1967, cerró el ciclo "La lengua de las zonas orientales del Alto Aragón" con su charla "La lengua catalana en documentación notarial del siglo XVI del Archivo Municipal de Albelda", en el IEA.
O. ISARRE 20/03/2009


HUESCA.- Tras estudiar el Archivo Municipal de Albelda del siglo XVI, el filólogo Javier Giralt Latorre llegó a la conclusión de que lo que hablaron los albendenses durante el siglo XVI es "un catalán típico" de esa centuria, concretamente de entre los años 1541 y 1582, intervalo de tiempo del que Giralt ha encontrado protocolos notariales, el tipo de documentos que ha analizado.
Otra conclusión de su trabajo de investigación es que "al encontrarnos el uso del catalán, da la idea de que en esa época y en esa zona se hablaba el catalán de esos años, al igual que en la actualidad se habla el catalán de hoy".
El trabajo de Giralt, profesor titular de Filología Catalana en la Universidad de Zaragoza, se centró en el lenguaje usado en la administración. De los 15 tomos que forman el archivo de Albelda durante el siglo XVI, sólo 32 documentos (protocolos notariales, es decir, arrendamientos, matrimonios, testamentos...) están en catalán. Giralt aduce que en Albelda el abandono del catalán para las tareas administrativas, como estos documentos, comenzó en el siglo XVI, cien años antes que en el resto de La Franja. El escaso número de documentos confirma, explica Giralt, que "el catalán se abandonó a favor del español en La Franja" durante aquella época.
Ya en el siglo XVII, "quedaban muy pocos textos en catalán en Albelda". Además, afirma Giralt, "no estaban escritos en Albelda, sino en Cataluña", pero se conservaban en la localidad altoaragonesa. El abandono del catalán para el lenguaje administrativo también ocurrió en Cataluña a principios del siglo XVIII, explicó Giralt durante la charla previa a su conferencia que mantuvo con este medio de comunicación.
El ciclo de conferencias organizado por el Instituto de Estudios Altoaragoneses se centraba en la documentación y la toponimia, y aunque la conferencia de Giralt se enfocaba al primer aspecto, el filólogo y profesor universitario encontró numerosos topónimos, sobre todo del mismo Albelda, en los documentos que consultó. Además, también dio con abundantes topónimos de localidades leridanas, ya que el matrimonio entre habitantes de ambas provincias era frecuente. Finalmente, también aparecen topónimos de otras localidades de la Litera, como Tamarite, Alcampell o Altorricón.