18 de gener de 2010

La concentración contra la autopista eléctrica suspende los actos más lúdicos

La Plataforma contra la Autopista Eléctrica Monzón-Isona celebró ayer la concentración programada contra los proyectos para aumentar la capacidad de transporte de la línea de alta tensión Foradada del Toscar-Pobla de Segur y de establecer una línea de 400.000 voltios entre Peñalba, Monzón e Isona. El fallecimiento de un niño en el núcleo de Berganuy obligó a suspender la parte más lúdica de la convocatoria, con el acompañamiento musical. Además, el colectivo guardó un minuto de silencio alrededor de las dos de la tarde en memoria del pequeño.
Según explicó Carles Barrull, secretario general del CERIb-Centro de Estudios Ribagorzanos, el acto contó con la presencia de más de dos centenares de personas, "un éxito", según los convocantes. Tras el minuto de silencio, los portavoces leyeron el manifiesto fundacional y un comunicado de la plataforma. A continuación, los manifestantes cortaron la carretera N-230 durante unos minutos en señal de protesta.
En el encuentro participaron diferentes colectivos de las zonas afectadas por el proyecto, en Aragón y Cataluña. Barrull, por otra parte, criticó que la parte institucional se desmarcara en febrero de las actuaciones de la plataforma, en referencia a los ayuntamientos que han seguido el proyecto de manera independiente al colectivo.